Una forma personal de colaboración

Tras llevar dedicado al cálculo de estructuras desde 1996, de manera exclusiva durante la mayor parte de este período, he decidido crear esta página web donde presento un resumen de mi trabajo hasta la fecha.
En mi actividad profesional he aplicado siempre el enfoque que expongo de forma resumida en mi presentación personal. Considero que la estructura está siempre subordinada a la arquitectura, y que, hasta donde sea permitido por el cumplimiento de las condiciones legales y de seguridad, su impacto debe ser el mínimo. Es cierto que hay situaciones en las que la estructura puede llegar a convertirse en el elemento dominante; no faltan ejemplos de este último enfoque entre las obras que muestro.
Cuando un arquitecto me plantea la necesidad de que un pilar ocupe el menor espacio posible en la planta, o que desaparezca en el sótano, comprendo perfectamente las razones para ello, puesto que soy consciente de la repercusión sobre la calidad de la obra de arquitectura que tiene una decisión que podría parecer arbitraria desde un punto de vista meramente técnico. Todo diseño tiene, salvo contadas excepciones, una razón de ser que obliga a ceñirse a él con fidelidad y humildad.
En mi trabajo persigo una meta: que la estructura tenga una calidad al menos igual a la del resto de la obra, y que refleje un amor y cuidado en su diseño y cálculo comparables a los que el autor ha vertido en su proyecto.
He tenido la fortuna de colaborar en proyectos magníficos, de gran envergadura o de una escala mínima, hecho del que me siento legítimamente orgulloso y que deseaba dar a conocer.
Quiero expresar mi agradecimiento a todos mis compañeros de profesión que han tenido la amabilidad o la osadía, o ambas, de confiar en mí, con el deseo sincero de que la experiencia se repita muy pronto; así como agradecer a aquellos cuyas obras aparecen, su permiso para incluir las imágenes que, sin duda, constituyen el corazón de esta página web.

SHARE IT: